miércoles, 30 de septiembre de 2015

RAIL POWER

Porque ver ferrocarriles en las vías es algo muy trillado...
PARTE 1: http://drsamuelbanda.blogspot.com/2015/09/rail-power.html
PARTE 2: http://drsamuelbanda.blogspot.com/2016/02/rail-power-parte-2.html
PARTE 3: http://drsamuelbanda.blogspot.com/2016/03/rail-power-parte-3.html
PARTE 4: http://drsamuelbanda.blogspot.com/2016/06/rail-power-parte-4.html
PARTE 5: http://drsamuelbanda.blogspot.com/2016/11/rail-power-parte-5.html
PARTE 6: http://drsamuelbanda.blogspot.com/2017/05/rail-power-vol-vi.html

domingo, 27 de septiembre de 2015

El plagio del plagio!!!

Soy fanático de los Simpson como cualquier lector de este blog probablemente haya adivinado hace mucho. Entre mis pasatiempos está dibujar, y eso eventualmente incluye escenas o pasajes de los Simpson.

Algunos ayeres estuve en el grupo "Comunidad del Consejo del Huevo" en Facebook. Me salí cuando en el mismo las cosas empezaron a tergiversarse y todo mundo se insultaba y cosas así. Regresé hace unos días al grupito, y me encuentro con un link a Mercadolibre de Argentina (http://articulo.mercadolibre.com.ar/MLA-580725451-cumbancha-volante-_JM), donde aparece esto:

Alguien subasta una impresión de un dibujo hecho por mí.

Este dibujo yo lo elaboré el 27 de junio de 2010. Por ahi está subido a mi pagina en Deviantart.com (http://www.deviantart.com/art/Cumbancha-Volante-169231068), y seguramente de ahí lo tomaron, o tal vez de las muchas paginas de fans de los Simpson, donde el dibujo circula libremente y yo lo permito, siempre que no se lucre con él.

Probablemente sea una de esas ventas de broma, no obstante si el objetivo es obtener dinero por ello entonces tendré que reclamar mis derechos, lamentablemente no puedo denunciar al vendedor ya que no puedo acceder a Mercadolibre Argentina desde mi cuenta que es en Mercadolibre México, pero a ver cómo me las arreglo.

sábado, 26 de septiembre de 2015

EDECANES DE TECATE

No he visto mucho el futbol mexicano en el ultimo par de años, pero si ya le dí cabida en este espacio a las edecanes de Corona y de Coca-Cola que amenizan los partidos, pues entonces también habrá que darle su post a las de tecate...

lunes, 21 de septiembre de 2015

Chuck Wendig. STAR WARS: AFTERMATH. Reseña


El pasado 4 de septiemrbe salió a la venta Aftermath: Star Wars. Journey to Star Wars: The Force Awakens, la primera de una serie de hasta 20 publicaciones que vendrán a "llenar" el espacio existente entre Episode VI: Return of the Jedi, y Episode VII: The Force Awakens.

Un espacio de 30 años que anteriormente, cuando el Universo Expandido era canónico, nos había dado a personajes tan entrañables como el Gran Almirante Thrawn, Mara Jade, Jaina Solo, y eventos igualmente recordados como la invasión Yuuzhan Vong, o la caida de Jacen Solo al lado oscuro.
Bueno, todo eso ahora se viene abajo, Disney, en su reboot de la continuidad, ha echado por tierra todos estos productos post-regreso del jedi, y en su lugar nos dará esta serie de libros, comics, videojuegos y otra tanta parafernalia.

En este sentido Aftermath ha sido promocionada como la panacea, la novela de lectura obligatoria si se han de querer desvelar algunos secretos que seguramente ofrezca The Force Awakens. El hype por este libro creció de modo exponencial entre los fans. Personalmente pensé en comprar el libro en físico, no obstante, recurrí mejor a piratearlo de algún sitio web, aunque no hay al momento alguna traduccion disponible al español.

El libro, del autor Chuck Wendig, de quien no conozco absolutamente nada, presenta un estilo muy diferente a todo lo visto en literatura warsiana.

La trama se sitúa unos meses despues de la batalla de Endor donde Vader y Palpy conocieron su fin. La Alianza Rebelde, ahora llamada Nueva República, se encuentra consolidando su poder, en tanto que el Imperio Galáctico de la Galaxia se encuentra en vías de colapso.
El texto abre con el discurso de victoria del Almirante Ackbar, luego vemos cómo la estatua del Emperador Palpatine es derribada (visto en las escenas insertas en el Regreso del Jedi). Unos meses después Wedge Antilles, conocido piloto rebelde, realiza una misión (que nunca nos es especificada) en el planeta Akiva, cuando cae víctima de un imprevisto Destructor Imperial al mando de la Almirante Rae Sloane. Mientras tanto, en el planeta, una mujer de nombre Norra Wexley, ex piloto rebelde, trata de ganarse la empatía de su hijo Temmin, al que abandonó para unirse a la rebelión, y vaya que el muchacho está resentido por el abandono.
Inspirada en el derrocamiento de Saddam Hussein y la destruccion de su estatua, esta escena agregada a El Regreso del Jedi es evocada en el libro
El evento dispara una serie de complicaciones que incluyen una reunión secreta de altos mandos imperiales, con el fin de decidir el futuro del Imperio. Las diversas historias de estos personajes, asi como un ex-oficial imperial y una cazarrecompensas, ademas de un droide maniaco que a veces funciona de comic relief, se entrelazan y todo desemboca en una batalla por el control del planeta.
Wedge
Así es, a grandes rasgos el libro. Sin embargo, he de decir, que aunque la trama funciona relativamente ya durante el final, el estilo literario de Wendig es insufrible, monótono, y con escaso desarrollo tanto de los personajes nuevos, como de los ya conocidos.

Wendig asegura haberse inspirado en la novela World War Z para su Aftermath, la estructura es caótica puesto que los capítulos son tan largos como 10 cuartillas, o tan cortos como una sola hoja. (gracias a Dios nunca leí World War Z ni vi la película). Entre ellos Wendig inserta numerosos "interludios", relatos cortos no relativos a la trama, pero que intentan mostrarnos cómo es la vida en esta transición galáctica.
Estas historias pueden llegar a ser desesperantes, puesto que introducen gran cantidad de personajes innecesarios a los qué seguirles la pista. Del mismo modo me parece innecesario insertar  estos interludios, pues aportan poco a nuestra visión de la galaxia durante la transición de imperio a república. Cortan severamente una trama que ya de por si en buena parte del libro se siente muy dispersa y que no lleva tampoco a ningun lado, aunque eso cambia muy al final, cuando uno por fin se engancha con el libro.
Por ahí los unicos interludios que parecen tener alguna importancia son los de un grupo de adoradores de Darth Vader, quienes buscan su sable de luz con un chatarrero, otro de un par de granjeros de Tatooine que se pelean por lo que parece la vieja armadura mandaloriana de Boba Fett (poniendo así en duda su supervivencia al pozo del Sarlacc), y finalmente uno donde Han Solo y Chewbacca van a una misión al planeta Kashyyyk, sin que se nos diga más.

El estilo de Wendig ha sido severamente criticado por los fans, y es que su narrativa es muy parca: cosas como por ejemplo "Fulana toma un vaso. Lo llena de vino. El vino está caliente y turbio, Lo prueba y le desagrada su horrendo sabor. Lo tira". Este estilo hace dolorosa la lectura en muchas secciones. Otros se han quejado se su mala sintaxis y su uso excesivo de guiones en sustantivos compuestos como "sujeto cabeza-de-casco", o "droide maniaco-homicida-bailarín-exótico".

Pasemos a los personajes, de los ya existentes, el único que aparece activamente, ademas de Wedge Antilles (que se pasa todo el libro inconsciente o herido), es el Almirante Ackbar. Al cara de bagre lo pinta Wendig muy distinto del gran estratega que anteriormente era, ahora es un militar demasiado precavido y hasta titubeante, lamentándose de infinidad de cosas, y considera incluso que su victoria en Endor fue producto de la suerte, no más.

Mon Mothma aparece en algún interludio, haciendo aburrida retórica política, y otros menos conocidos aparecen brevemente, como Crix Madine.

Del lado de los nuevos personajes, muchos se sienten enajenados, con poco desarrollo de sus historias de fondo y siempre recurriendo a flashbacks que igualmente cortan la dinámica de la trama: la Almirante Imperial Rae Sloane parece tener cierto carácter, pero no deja de ser plana, Norra y Temmin, que son madre e hijo, tienen una clásica trama telenovelera en la que al menos se explora un poco la interacción entre ambos. El resto de personajes se sienten extremadamente carentes de motivacion.

Incluso Wendig invierte poco espacio en desarrollar el aspecto visual de sus personajes. Sus descripciones son muy vagas.
De las pocas excepciones donde Wendig parece haberse esmerado en hacer una descripcion de apariencia fisica, es el droide 'Mr. Bones' un viejo droide de batalla B1 de la Federación de Comercio, y que ha recibido ciertas "modificaciones". Este boceto fue hecho por E.V. Kwun, mas conocido como @geektrooper
Referencias al universo Star Wars. Existen muchas pero siento que la mayoría son inncecesarias: mencionar personajes solo por mencionarlos no me parece lo más adecuado si no funciona en algo a la trama, cosas como "en esta nave no viene Luke Skywalker", y no volver a mencionarlo nunca o que no afecte al desarrollo de los hechos se siente como un relleno metido con calzador.

Otro par de ejemplos metidos creo que muy a la fuerza:
"Conocí a Fulcrum una vez, pero no tiene nada que ver con esta historia" (Fulcrum es Ahsoka Tano en la serie Rebels)
"'¿Se acuerdan del viejo Cut?, ¿el clon que desertó y formó una familia?. Bueno, a nadie le importa, solo quería lo recordaran"
Quizá la única referencia que me agradó fue una sutil alusión al General Grievous, pero de ahí en mas ninguna sirve para que nos sintamos en Star Wars, uno de los puntos malos del libro.

Las mayores controversias desatadas por Aftermath se centran en dos puntos fundamentales: la excesiva ola de críticas negativas de fans del Universo Expandido, muchas de ellas sin fundamento por el solo hecho de que resulta imposible comprar el libro, recibirlo y leerlo completo el mismo día que salió a la venta. Las más avezadas sin embargo como ya mencioné, critican su estilo de escribir tan singular y su caótico uso de la trama. 

Desafortunadamente Wendig cayó en el juego de los fans, en su sitio se ha dedicado a hacerle la guerra a los comentarios negativos y eso me parece mal, especialmente cuando da respuestas tan infantiles como que él es la Alianza Rebelde, y sus detractores son el Imperio, Wendig además se vanagloria de decir que escribió todo el libro en sólo 45 días. A mí personalmente no me parece algo digno de orgullo, cuando los grandes libros, aun las mas superficiales novelas warsianas, suelen tomar meses en su elaboración. 

La diferencia literaria es abismal cuando por ejemplo, llegamos a la inevitable comparación con la Trilogía de Thrawn, de Timothy Zahn, que fue la que lanzó el Universo Expandido en los 90's, o con los trabajos de escritores consumados como James Luceno, Incluso recientemente leí Star Wars: Apocalypse, de Troy Denning, y pese a ser una de las peores novelas escritas en esta galaxia, está muy por encima en su narrativa y en las emociones que nos transmite, por ejemplo, la agonía fisica y mental de Jaina Solo, la sangrienta narración de la muerte del Jedi Bazel Warv, entre otras cosas. Esa clase de emociones no las transmite Aftermath.

El otro punto controversial, y que Wendig ha usado como escudo contra todas las demás criticas, es la homofobia de algunos fans, pues Wendig ha incluido algunos personajes homosexuales, cosa nunca antes vista en Star Wars. Es natural, estamos en una galaxia de cientos de trillones de seres, de millones de especies y gustos distintos, en algún momento tenemos que toparnos con alguien gay. No le vería punto malo incluir este tipo de personajes siempre y cuando su condición gay aportase algo a la trama, sin embargo, los personajes homosexuales son tan secundarios que no agregan nada, y en el caso de uno de los personajes principales ser gay tampoco aporta nada a su desarrollo.
Siento entonces, que igualmente la homosexualidad ha sido metida con calzador y esperando así atraer al mercado de lectores LGBT, sin embargo esto se hace tan tímidamente que resulta patético.

Como puntos positivos del libro mencionaré que Wendig una y otra vez le da un rostro a los imperiales, no son los malos, malototes de las películas, tambien son personas, sienten, especialmente el miedo y la incertidumbre cuando su sistema se viene abajo inevitablemente. Además al final del libro conocemos a un misterioso Almirante que proporciona un pequeño giro inesperado a la trama, y del cual no sabemos nada, este misterio ha llevado a la teoría de que puede sel el personaje de Andy Serkiss en The Force Awakens, puede ser incluso Thrawn (por sus gustos culturales), o un tercer villano totalmente diferente.

En resumen, Afermath habría sido relativamente un buen libro si no se le hubiera vendido como la novela definitiva, pues apenas es parte de una trilogía planeada, y por ahora, ninguno de sus eventos nos dirige a The Force Awakens, como se promociona.
___________________________________________________________
ACTUALIZACION (Spoilers incluidos):

Sabemos ahora (18 de diciembre 2015), por la página oficial de SW, que Temmin, hijo de la protagonista de esta novela, no es otro que "Snap", piloto de la Resistencia que hizo el vuelo de reconocimimiento sobre la base Starkiller, y es gran amigo de Poe Dameron