sábado, 17 de marzo de 2012

OPERACION GAVIOTA: El ataque mexicano a Guatemala


El 30 de diciembre de 1958, una escuadrilla de cazas P-51 Mustang de la Fuerza Aérea de Guatemala (FAG) atacó a un grupo de barcos pesqueros mexicanos, que todo indica se encontraban realizando pesca de manera ilegal en aguas territoriales de ese país. 

A las 6:15 AM de ese día despegaron un avión Cessna 180 y un C-47 de la FAG llevando como observador a un reportero y fotógrafo del periodico El Imparcial, Gregorio López Moraga. Los aviones sobrevolaron la costa guatemalteca del Océano Pacífico, localizando a las 7:27 AM un mínimo de ocho pequeños barcos camaroneros en plena pesca, cinco de ellos a tan solo 1.5 - 2 millas de la costa de Champerico, Guatemala. El C-47 efectuaba vuelos en círculo a 4000 pies de altura y funcionaba como centro de comando. El piloto del Cessna 180 hizo pases rasos y notó que las embarcaciones no exhibían matrícula ni bandera. A continuación se presentó otro avión Cessna 182 de la FAG con cuatro altavoces y sobrevoló a cada una de las cinco embarcaciones a baja velocidad, emitiendo el siguiente mensaje: "Atención barcos pesqueros, se encuentran ilegalmente en aguas territoriales guatemaltecas; el Ejército les ordena enfilar inmediatamente hacia Champerico; el barco que desobedezca será ametrallado."
El periodista reporto que los pescadores respondieron con mofas y señas obscenas, por lo que después de media hora de de transmitir la orden repetidamente, el comando a bordo del C-47 ordenó a los aviones Cessna retirarse. A las 8:40 AM llegaron al área dos aviones de combate Mustang P-51, después de tres pasadas, dos de los cinco barcos fueron hundidos por el fuego las de ametralladoras  de los P-51con un saldo de tres marineros mexicanos muertos y catorce heridos. Los barcos restantes fueron capturados por lanchas patrullas de la marina de Guatemala. 

Disparos de uno de los P-51 hacia los pesqueros mexicanos
Este evento fue conocido como “Operación Drake”
Las tripulaciones sobrevivientes fueron llevadas al Puerto de San José, y los heridos enviados al hospital militar. Los demás sobrevivientes a la prisión militar donde fueron acusados de violar las leyes guatemaltecas y tratados como prisioneros de guerra. Estas tripulaciones fueron liberadas después de juicios y pagar multas. El último tripulante regresó a México para mediados de febrero de 1959.

La decoración de los Mustangs es difícil de precisar pero en ese tiempo eran color aluminio con números negros en el morro y las letras FAG debajo del ala izquierda
Mustang P-51 de la FAG matricula 375, uno de los cazas más modernos de la época a pesar de la llegada de los jets a reacción
Es indudable que los barcos pesqueros estaban en territorio guatemalteco ya que sus actividades fueron registradas desde muchos años atrás y las autoridades de puerto en Oaxaca les reiteraron de no hacerlo. En dias previos al ataque, unos pescadores hicieron un desembarco en una aldea Guatemalteca.

El primero de enero de 1959, el embajador mexicano en Guatemala protestó el ataque a los barcos mexicanos y pidió que se liberaran a los pescadores detenidos, sus embarcaciones y se les indemnizen por los daños causados por este ataque injustificado contra personas desarmadas. En respuesta, el embajador de Guatemala en México, Coronel Arturo Ramírez Pinto, declaró que el ataque a los barcos no fue una acción bélica contra el gobierno de México sino una acción policiaca interna en contra de piratas en territorio guatemalteco. Para reiterar su punto, el embajador guatemalteco recalcó la multitud de protestas anteriores, las cuales estaban ampliamente documentadas, y que el día anterior al ataque hasta la prensa mexicana había publicado la última advertencia del presidente Manuel Ydígoras contra la piratería marina.
Algo que fue materia de discusión fue el uso de fuerza extrema con aviones de combate, a lo que Guatemala respondio que al no tener guardacostas para intercepcion, su unico recurso fue usar a la fuerza aerea.
El gobierno de México se encontró estupefacto ante la accion enérgica de Guatemala

Después de este incidente México rompió relaciones diplomáticas con Guatemala. 
La escalada tanto política como militar fue en aumento, el Gobierno guatemalteco denuncio ante la ONU que México estaba por invadir el país.

Ambos países enviaron tropas hacia la frontera y los puentes entre ambos países fueron destruidos, una fuentes afirman que por los blindados mexicanos, otras dicen que fueron las tropas guatemaltecas. También se afirma que por el contrario, a ambos lados de la frontera no había vigilancia, y que además unos pseudo-estudiantes mexicanos ingresaron impunemente a territorio guatemalteco y causaron numerosos destrozos.

Elementos de ambas fuerzas aéreas fueron puestos en alerta. Pero el lado mexicano se carecía de aviones de combate reales. Los P-47 sobrevivientes de la Segunda Guerra Mundial ya habían sido retirados de servicio activo en 1955. En 1958, el 201 estaba equipado con North American T-28A Trojan de reciente adquisición, entrenadores a todas luces inferiores que los P-51 de la FAG. Sin duda la FAG era una de las fuerzas aéreas mas poderosas de la región.
Trojan T-28A
Los T-28 mexicanos no fueron adquiridos directamente por la Fuerza Aérea Mexicana (FAM), sino por orden del entonces Presidente Adolfo Ruiz Cortines.
Sin embargo, se reportaron encuadrados los Escuadrones Aéreos de Pelea 201, 206 y 209 de la Base Aérea Militar Nº 4 (Tuxtla, Gutiérrez, Chiapas) y Base Aérea Militar No.6 (Cozumel Quintana Roo).
A los T-28 del Escuadrón 201 les fue ordenado patrullar a lo largo de la frontera con Guatemala y realizar vuelos de baja altura sobre las tropas guatemaltecas con fines de disuasión.

A final de cuentas, la situación se resolvió por la vía diplomática. Guatemala lamentó haber tenido que usar violencia contra los barcos pesqueros. México lamentó que los pescadores mexicanos entraron a territorio guatemalteco sin el conocimiento del gobierno mexicano y aseguró que dichas actividades no continuarán y que iba a restringir esa conducta por medio de su guardacostas de la Armada de México. Guatemala aceptó indemnizar a los pescadores heridos y a las familias de aquellos muertos, asi mismo aceptó negociar las reparaciones de los barcos y se reservó el derecho de prevenir la pesca ilícita en sus litorales. Ambos gobiernos aceptaron desarrollar un convenio para prevenir dificultades similares y de aceptar la mediación por medio de la Corte Internacional de Justicia si fuera necesario en el futuro.

Hasta aquí termina la historia “oficial”, y da paso a las leyendas, todo lo que se relata a continuación son rumores, inventos y sueños guajiros de personas que en algunos casos, no parecen tener más que hacer, así que el grado de validez de lo que sigue está en entredicho y no debe ser tomado como veraz.

En Guatemala, gobernada entonces por Miguel Ydígoras, dictador de turno, el pueblo  sufría los resultados de los errores económicos y corrupción por parte del gobierno. El Presidente y su equipo probaron ser una de las peores administraciones que el país tuvo, y la represión usual por parte del ejercito y la policía nacional se mostró como nunca. Pronto, estaba claro que los guatemaltecos no querían a Ydígoras como su presidente y la presión sobre el gobierno se volvió mas que intolerable para el viejo presidente. Algo se tenia que hacer para desviar la atención. En varias ocasiones el presidente trato de desviar la opinión publica fuera de la corrupción y los problemas económicos, principalmente instigando al nacionalismo por medio de ataques reales o imaginarios del exterior. Los mexicanos le dieron la oportunidad de oro.
Según se dice, Ydigoras planeaba una invasión a México, en Guatemala existe muy arraigado un odio histórico hacia México, del mismo modo que en México lo hay hacia Estados Unidos, y los guatemaltecos han reclamado desde hace mucho tiempo la pérdida de Chiapas. Una de las primeras acciones tomadas por el gobierno fue instigar odio en contra de los mexicanos, al punto de prohibir películas y música mexicana, que de acuerdo a Ydigoras, destruían la identidad nacional.

El plan de batalla del ejercito de Guatemala era tomar Tapachula y hacer retroceder a México hacia Oaxaca y Veracruz.

En México, se dijo que la gente apoyó unánimemente al Presidente Adolfo López Mateos, incluso el periódico El Universal reportó una manifestación de 500,000 personas en la Cd. de México en apoyo al Presidente, cosa que en realidad fue un invento, ya que tal manifestación nunca ocurrió, solo fue una movida gubernamental de cara a la opinión pública. Para México el plan era conquistar Guatemala en dos meses.

Se dice que después del ataque a los barcos pesqueros mexicanos, López Mateos preguntó sobre el estado actual de la FAM al General de División Piloto Aviador Alberto Vieytez. Éste le contestó que había un escuadrón de aviones observadores AT-11, diez entrenadores AT-6, todos los nuevos T-28A y un Beech F-2B (Similar al AT-11 pero equipado con cámaras fotográficas en vez de la mira Norden de bombardeo). El resto de la FAM estaba fuera de acción debido a la falta de refacciones, falta de presupuesto, y en ultima instancia, falta de ganas. Mateos le preguntó si se podía lanzar un ataque con lo que tenía disponible, a lo que el General contestó que no.

La respuesta del General Vieytez causó su destitución y reemplazo por el General de División P.A. Roberto Fierro Villalobos, al que se ordenara disponer de más de 100,000 dólares del presupuesto de la defensa para poder regresar a condición operativa a cuantos aviones fuera posible, entre ellos tres de los P-47 sobrevivientes, incluyendo uno que estaba ya de monumento en la Escuela Militar de Aviación, en Zapopan, Jalisco.
Los P-47D Thunderbolt fueron unas auténticas bestias de combate en la Segunda Guerra Mundial. México envió al Pacífico una fuerza comandada por el glorioso Escuadrón 201 con 25 de estos aviones. Para 1958 ya habían sido retirados de servicio. En la foto, un P-47 mexicano (con las insignias norteamericanas y mexicanas) durante una misión en Filipinas
Formación de aviones AT-6, entrenadores de combate
Beech AT-11
Fierro estaba preocupado por los P-51 de la FAG, que podían derribar fácilmente a los T-28A, AT-6 y AT-11 mexicanos, como en un día de campo. Los tres P-47 sobrevivientes fueron reparados en la Base Aérea Militar de Las Bajadas, Veracruz. Iban armados con sus fieles y poderosos cañones calibre .50, aunque ya no tendrían capacidad de portar bombas. Después fueron transferidos a la Base Aérea Militar No. No. 4 de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, donde un escuadrón mixto se formó con los P-47, T-28 y AT-6. Tras dos días de entrenamiento, el escuadrón estaba listo para atacar la Base Aérea Militar de La Aurora, en Ciudad de Guatemala.

Esta es la supuesta y tan controversial “Operación Gaviota”

Según Inteligencia Militar Mexicana, los informantes en la capital catracha habían dado a conocer que la FAG tenía a los Mustang en los hangares, acondicionándolos para apoyar a las fuerzas terrestres, quienes atravesarían la frontera e intentarían tomar Tapachula, y Tuxtla Gutiérrez, en una ofensiva relámpago. Había que destruir esos escuadrones. Además, según los datos de Inteligencia, La Aurora solo tenía la protección de un puñado de baterías antiaéreas de 20mm y dos cazas en pista. La oportunidad era inmejorable.

El día del ataque (se desconoce la fecha), antes del alba, las escuadrillas de AT-6 (Alfa) y T-28A (Bravo) despegaron de la Base Aérea Militar No. 6. Los T-28 armados con bombas NAPALM, una bajo cada ala y los AT-6 con ametralladoras calibre .50 y cohetes.
La tercera escuadrilla (Coca), con los P-47 despegó al despuntar el alba de la Base Aérea Militar No. 4 para alcanzar a las otras dos escuadrillas sobre el objetivo, que anteriormente habría sido sobrevolado a gran altura por un Beech F2B de reconocimiento.
La táctica era simple. Los P-47 y AT-6 cubrirían a los T-28A, que atacarían la Base Aérea de La Aurora con NAPALM, dejando tras de sí una estela de hangares en llamas y explotando, mientras que un Douglas C-47, actuaba como avión de mando y comunicaciones volando a gran altura para monitorear la situación.
Douglas C-47 Skytrain
Las tres escuadrillas ascienden al pasar sobre las posiciones del ejército guatemalteco y descienden a 80 pies conforme se acercan a la capital, con el fin de evitar ser detectados por los radares guatemaltecos. La Aurora aparece frente a ellos. La escuadrilla Bravo sigue su camino a baja altitud, con el fin de hacer una sola y efectiva pasada sobre los hangares. Alfa y Coca ascienden más, listos para enfrentar cualquier avión que intentase despegar para atacar a los lentos T-28 y ametrallar las defensas de tierra.

Los aviones mexicanos están muy cerca de La Aurora, tomando a los operarios de las baterias antiaéreas durmiendo. Era el momento preciso. Ascienden un poco los T-28 e inician su picada hacia los hangares, decididos a soltar el NAPALM sobre los hangares y los P-51 alojados allí dentro.

De repente, antes de llegar a altura de ataque, por la radio del C-47 se recibe la señal que nunca hubieran deseado escuchar: Abortar la Misión. Las tres escuadrillas, en el instante mismo que iban a tomar venganza por los pescadores asesinados, emprenden el triste regreso a casa.

No hay confirmación de los hechos, por ninguno de los dos bandos; es una historia que se repite cada año en el Colegio del Aire, en Cozumel y en Tuxtla. Era el momento en que los P-47 del histórico 201 volverían a probar las mieles de la victoria, igual que en las lejanas Filipinas, trece años antes, cuando los pocos cazas Zeros japoneses que se acercaban, preferían retirarse antes de entablar combate.

Se dice que el conflicto no llegó a mayores por presion estadounidense, en ese entonces, Guatemala tenía relaciones diplomáticas con EU mucho mejores que México (evidencia de ello es que los chapines tenian el caza P-51 en sus filas, el mejor de los cazas de EU durante la 2da Guerra Mundial). Es otro rumor no confirmado, que en ese entonces, los americanos planeaban la invasion de Bahía Cochinos, Cuba, desde Guatemala, y no les convenía que las cosas se tornaran “densas” en ese país.

Hay algunas imprecisiones historicas que permiten suponer la falsedad de la Operación Gaviota: El General Vieytez no era el Jefe de la FAM en esa epoca tal y como se afirma, dejó el puesto en 1955, para que lo ocupara Alfonso Cruz Rivera, quien desde ese año empezó un plan de recuperacion de la FAM, y planeaba la incorporación de jets de combate. El incidente con Guatemala hizo que muchos enemigos políticos lo desprestigiaran y pidieron su salida en marzo de 1959, y el mando fue ocupado por el General Fierro, 3 meses después del conflicto, ya cuando se había resuelto por la via diplomatica.

Para mediados de 1959, el presidente Ydígoras comenzó a “tener pesadillas” con los comunistas en Cuba, y pronto dejó de lado las dificultades con México, concentrando sus esfuerzos en preparar la defensa del país de una invasión cubana. En un par de semanas, las tropas apostadas en la frontera mexicana fueron reasignadas a la costa atlántica, junto con una considerable parte de su fuerza aérea. Otra vez, el país estaba en tensión, y la corrupción y los abusos estaban otra vez fuera de la opinión publica. Había cosas mas importantes de que preocuparse, los cubanos venían.

Para los mexicanos, fue una invaluable lección, había que sacar a las Fuerzas Armadas del atraso y del olvido. Inmediatamente después del incidente, la FAM comenzó negociaciones para adquirir 15 aviones De Havilland Vampire FMk.3 de la Real Fuerza Aérea Canadiense, incorporandose el primero en 1961, estos aparatos fueron los primeros cazas a reacción en la FAM (si bien era algo que ya se contemplaba desde antes del incidente). Después de eso, México compró un lote de jets Lockheed T-33A para reforzar su capacidad de lucha, sus fuerzas de tierra y mar fueron reforzadas. México no seria nunca el país débil que Ydígoras quiso enfrentar.
Inspirado en el popular caza inglés Mosquito, el De Havilland Vampire era uno de los primeros jets de combate, en 1961 se compró un lote de 15 aparatos vía Canadá, todos monoplazas y sin armamento, años despues se compraron otros 2 Vampire, pero ahora directamente a Inglaterra y de la version biplaza para entrenamiento, y se dotó de armamento a los Vampiros restantes.
16 de septiembre de 1961: el pueblo mexicano queda estupefacto ante el extraño rugido de los jets  Vampire en su presentación oficial al público durante el desfile de Independencia, numerosos fueron los soldados que olvidaron su disciplina militar y voltearon al cielo sorprendidos. En primer plano el Palacio de Bellas Artes. Los Vampire tuvieron una vida útil corta, por su inestabilidad y elevado numero de accidentes, tambien, por la llegada el mismo año de los jets T-33, superiores a los Vampire.
Un Lockheed T-33A. Llegados tambien en 1961, los "tetras", como se les conocería en México, tuvieron una larga vida operativa, creo que en sucesivos pedidos, se llegó a tener 80 de estos aviones. Sirvieron en la defensa del espacio aéreo mexicano desde 1961 hasta 2008, siendo uno de las aeronaves más longevas en la FAM
Guatemala por su parte, continuo operando sus Mustangs hasta 1972, sin embargo después del incidente, la única adquisición importante de la FAG fueron ocho bombarderos Douglas B-26 Invader que fueron donados por la CIA.

25 comentarios:

  1. Con todo respeto lo que usted publica son medias verdades y no tiene los fundamentos correctos. Eso a lo que usted llama historia oficial es incorrecto.

    Si desea conocer la realidad del tema visite www.alfonsocruzrivera.com.

    Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. concuerdo con tu comentario a lo que yo he leido en bibliotecas los guatemaltecos entraron en aguas nacionales entonces la honorable fuerza aerea mexicana entro a territorio guatemalteco y si le disparraron a barcos pesqueros y muchas de las cosas que tu mencionas son ciertas como otras que no saludos en fin esto paso ya hace demasiado tiempo

      Eliminar
    2. NO CREO NADA DE LA OPERACION GAVIOTA.... PERO ALGO SI ES CIERTO EL EJERCITO FUERZA AEREA Y ARMADA SIEMPRE HAN ESTADO EN EL ATRASO Y ESO ES MUY TRISTE........

      Eliminar
  2. en efecto, si leyó la entrada completa verá que hago mención de él, y la falsedad de la Operacion Gaviota, el sitio fue uno de los que he visitado, así, él fue quien planeó la incorporacion de jets de combate y no fue medida de urgencia ante un posible ataque. Saludos

    ResponderEliminar
  3. Pues Guatemala si se chingo, porque antes Ydígoras gozaba de poseer una enorme fuerza aérea, pero nada mas. México era un desastre en fuerza aérea, pero en ejército era muy poderoso y en marina ni se diga. En aquella época teníamos un ejército de 50,000 hombres, tanques M5, M3 Stuart, artillería de más de 105mm, rifles semiautomáticos, camiones, semiorugas y vehículos blindados. Y en marina poseíamos destructores, fragatas, torpederos, cañoneros y monitores, además de una notable aviación naval. Guatemala, apenas poseía M2 y uno que otro vehículo blindado que le regaló la UFC, ni poseía marina, así que si nos hubiera declarado la guerra, les hubieramos partido su madre a esos cabrones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y quien te ha engañado con tal aberración?
      Tengo 6 años de estudiar historia militar guatemalteca y Guatemala en esa época estaba en su apogeo en el área militar, desde principios del siglo XX tuvimos uno tras otro gobierno militar que fortalecia al Ejército, aparte que en la contra revolución de 1954 con Jacobo Arbenz Guzmán los gringos fortalecieron las 3 ramas del Ejército

      Eliminar
  4. Cuando México adquirió los Vampire y los T-33, Ydígoras si que se llevó una sorpresa porque a pesar de tener pocos jets, si eran más poderosos que sus Mustang. Pregúntenle a los guatemaltecos a ver si nos quieren atacar ahora que tenemos los F-5 y armas mas modernas

    ResponderEliminar
  5. Que estupidez de decir si hubieranos o no ganado una guerra, que ironía desperdiciar el tiempo en lanzar ofensas en contra de una nación sin ponerse a pensar en las bajas civiles que habría en la perdida lamentable de vidas humanas de ambos lados en el atraso económico y desarrollo en todos los sentidos que se habría tenido hacia nuestro país si se hubiera dado el conflicto bélico, despotrican contra Guatemala cuando estoy seguro que no conocen la historia de las guerras que ha enfrentado nuestra nación ( México) y sus resultados mayor aberrancia cuando estoy seguro que ninguno de ustedes se pondría el uniforme militar para defender la integridad de México.

    ResponderEliminar
  6. No mamen la reata cabrones, mejor hubiera sido que hubieran invertido en escuelas y universidades a ver si así se les quitaba lo bestia e ignorantes, Guatemala y México queriéndose partir la madre y EU pegandose la divertida de su vida viendo como sus dos perros fieles se pelean por un pedazo de hueso...no mamen!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. no mames cornetita jajajajaja

      Eliminar
  7. La Operación Gaviota fué real, se diseñó y existió pero jamás se ejecutó!. Fue el mismo Presidente entrante Adolfo López Mateos quien dió la órden de no atacar. Y lo hizo por obvios motivos de imagen y políticos principalmente sin mencionar que no cumplia ni el mes en el cargo. En ese momento hace casi 60 años México era el país líder en la OEA Organización de Estados Americanos y jamás atacaría a una república hermana. Los asesores del presidente y él mismo tomaron la decisión de dar una salida diplomática al incidente. Dicho incidente a través de los años ha levantado un sinúmero de comentarios todos válidos pero poco congruentes y sin fundamentos. México a través de su Ejército y fuerza aérea estaba listo para contestar el ataque. La fuerza aérea al mando del Gral. Cruz Rivera realizó un plan de ataque que consideraba 60 aviones en perfecto estado operativo. Por otra parte, el Gral. Ramos Santos Secretario de la Defensa tenía alistadas y a su mando las tropas que fuesen necesarias. Quien paró el ataque fue el mismo presidente ALM. Simultáneamente se formó todo un circo, se movilizaron tropas, la prensa, los dialogos políticos etc. etc.

    ResponderEliminar
  8. y que no le mientan a los cadetes de la fuerza aerea OPERACION GAVIOTA es una falsedad.........

    ResponderEliminar
  9. Si se hubiese ejecutado la operacion gaviota, ya hubieramos tenido 33 estados en mexico

    ResponderEliminar
  10. Actualmente en Mexico, tenemos un ejército numeroso (SEDENA "soldados" y SEMAR "marinos") y distintos cuerpos corporativos de policía (Federal,Estatal,Fuerza Civil) y personalmente (y se que cualquier Mexicano está de acuerdo conmigo) repugno lo que hizo guatemala contra esos 3 pescadores y sus barcos que sólo trataban de llevar algo de comer a sus viviendas a base de vender camarones, en Mexico nuestras fuerzas armadas nunca ah'n disparado o matado a inmigrantes que ingresan de forma ilegal a Mexico, sí esos guatemaltecos con destino a USA, de lo contrario se les ofrece protección para llegar sanos a su destino, pero sabiendo un poco más del pasado y de la forma de ser del gentilicio guatelmateco/a de mi parte les deseo lo peor, llegara el día en que Mexico tomé venganza y cuando llegué sabrán que Mexico es un gigante no un país mediocre en todos los sentidos como lo es Enanamala.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. A vengarse se ha dicho: Vènguence de Guatemala, de la somatada que a Don Vicente Filìsola le dieron en El Salvador, de USA por Texas, California y demàs, y de España por la llegada de Hernàn Cortès; aaahh y dela traìda de Indìgenas auxiliares para poder conquistar Guatemala y El Salvador; esto por no decir, sin comentarios.

      Eliminar
  11. Guatemala es un pais q no.le teme a nada y dia a dia se preparan para aser una nacion de soberania y tecnologica.y alos mexicanos si un futuro quieren guerra pues les damos nosotros no amenasamos cumplimosd aver asi como cantan bailan los charross

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. GUATEMALA NO ES NADA A COMPARACION DE MEXICO EN SU NOMBRE LO DICE ES MALA GENTE IDIOTA VIVE AHI ENTRE LAS HIERBAS ENVIDIANDO SIEMPRE A LOS MEXICANOS QUE ASCO

      Eliminar
    2. GUATEMALA NO ES NADA A COMPARACION DE MEXICO EN SU NOMBRE LO DICE ES MALA GENTE IDIOTA VIVE AHI ENTRE LAS HIERBAS ENVIDIANDO SIEMPRE A LOS MEXICANOS QUE ASCO

      Eliminar
    3. Si guatemala y el salvador no nos ganan ni en futbol..jajajaja

      Eliminar
  12. Creo que hay que sacar algo bueno de todo esto, siempre tuve la interrogante del por qué del famoso rencor entre vecinos, creo que cada nacion tiene lo suyo, cada quien defiende segun sus leyes nacionales el reclamo al derecho internacional, si Guatemala actuó de esa forma es porque ya habia advertido previamente a las autoridades mexicanas y que no prestaron atención. Iniciar un ataque contra personas desarmadas es tambien incorrecto se hubieran buscado otras medidas como patrullajes por via marítima. Mexico tiene muchos avances en varios ámbitos como cine, tecnología, arte que desde Guatemala aun no llegamos por ciertos personajes que nos han gobernado no han querido invertir en proyectos de educación, ya que les conviene mantener ignorante a las personas. Lo que nadie podria predestinar es quien hubiera ganado ya que cada persona, cada pueblo, cada departamento o estado se puede defender segun se den las circunstancias, nadie hubiera ganado sino perdido en victimas inocentes. Fue una lección en la que mexicanos y guatemaltecos aprendimos ya que mejoró sus fuerzas aéreas, terrestres y marítimas. Por el lado Guatemalteco se imprementaron controles fronterizos. Un saludo a mis vecinos hermanos mexicanos, ahora que he estudiado por 4 años historia mundial me doy cuenta que es un error ponerse a pelear entre hermanos donde nadie ganaría y todos perderiamos. Si todos nos educaramos y tomaramos puntos de vistas neutros seríamos grandes naciones. Saludos Desde Guatemala. Eliseo Gomez.

    ResponderEliminar
  13. Y yo como mexicano veo que el único comentario sensato en esta conversación proviene de un guatemalteco. ¡Bien, hermano latinoamericano!

    ResponderEliminar
  14. Hola Doctor, parte de este relato lo escribimos hace años en la pagina de Aeroguat, mi amigo Rene Hoyo, tu Servidor y Mario Overall.
    Parte de verdad y parte de ciencia ficción sin confirmar, dsde que se publico hace mas de 15 años simpre causo polemica.
    Saludos.
    Azcarate

    ResponderEliminar
  15. Me pregunto q habría pasado si Guatemala, el salvador y costa rica fueran aún parte de México.

    ResponderEliminar